10 causas de estreñimiento

            1.Malos hábitos desde la infancia

Que se agravan con el tiempo por el stress y la forma de vida. Como el hecho de retardar la necesidad de ir al baño. Esto conlleva una disminución de la “sensación de tener que ir al baño”, que se atenúan e incluso llegando a desaparecer completamente con el tiempo si se hace de manera habitual.

            2.Causas ocasionales

Como embarazos, viajes, cambios de hábitos… Estos casos, son puntuales y no suelen ser graves, pero sí hay que tenerlos en cuenta y ocuparse de ellos.

            3.El sedentarismo

La falta de movimiento en el cuerpo en general, conlleva a una atonía muscular y por efecto directo, falta de contracciones intestinales que hacen avanzar el bolo fecal.

            4.Errores alimenticios

Como abusar de grasas, carnes, charcutería, azúcares. La falta de alimentos ricos en celulosa y fibra, ingesta de frutas y verduras de estación, puede provocar estreñimiento. ¡OJO! porque el exceso de fibra alimentaria y alimentos integrales, también pueden provocar estreñimiento.

            5.De origen nervioso

El stress, factores emocionales, problemas profesionales, familiares… El desequilibrio del sistema nervioso neurovegetativo juega un rol esencial.

            6.Insuficiencia hepato-biliar

La bilis, estimula el peristaltismo intestinal y ayuda a metabolizar los alimentos. Si nuestro hígado y vesícula están “entretenidos”  en procesar determinados alimentos o sustancias, va a afectar a nuestras digestiones. El café, el alcohol,medicamentos, el tabaco,las grasas, hacen que esa digestión vaya más lenta.

            7.Origen endocrino

El hipotiroidismo tiene como uno de sus primeros síntomas el estreñimiento. La tiroides produce hormonas que afectan a nuestro metabolismo. Los músculos intestinales tienen la capacidad de contraerse para poder mover las heces a través del intestino hacia fuera de nuestro cuerpo. Un descenso de estas hormonas puede debilitar la contracción de los músculos del intestino, provocando que las heces se mueven mucho más despacio y como resultado aparezca el estreñimiento.

            8.Abuso de laxantes

Son un circulo vicioso y no van al origen del problema, creando episodios de estreñimiento –diarrea.

            9.Causas del estreñimiento iatrogénicas

Esto quiere decir que son debidas a efectos secundarios de algún medicamento: neurolépticos, antidepresores, aspirina, antiinflamatorios….

           10. Causas orgánicas

Debido a otra patología que padecemos:fisuras anales(a veces difíciles de diagnosticar y ello conlleva cicatrización tardía), hemorroides, colon demasiado largo o por el contrario demasiado corto….

La fisioterapia y los profesionales especializados  en el ramo te pueden ayudar

Más de un 50% de la población femenina sufre estreñimiento a lo largo de su vidaestreñimiento

¡CONSÚLTANOS! 

¡PODEMOS AYUDARTE!

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento es la dificultad para poder exonerar las heces, necesitando fuerzas de empuje importantes para poder evacuar el bolo fecal.

– La RESPIRACIÓN. Es muy importante trabajar para oxigenarse. Sobretodo la espiración, ya que cuando espiramos, los músculos abdominales se contraen y comprimen la masa intestinal.

Hay que reaprender a respirar y a relajarse

REEDUCACIÓN. Adquiera un hábito de defecación. Todos los días, a la misma hora, intenta reeducar poco a poco el reflejo de defecación. La mejor hora es por la mañana, después del desayuno, ya que es el momento en el que este reflejo (reflejo gastro-cólico) está más presente. Adopta la posición adecuada en el inodoro, evite empujar, y trabaje una espiración de calidad. ¡SOPLA!

Hay varios tipos de estreñimiento

El llamado ESTREÑIMIENTO DE TRÁNSITO O PROXIMAL. Hay que tener en cuenta que cada individuo puede tener un tránsito diferente, normalmente suele ser 24 horas. Pero hay gente que puede tardar entre dos o tres días en defecar, ya que su tránsito es más lento.

Es importante saber que el estreñimiento no es NO IR todos los días al baño. Quizá vayas todos los día, pero te cueste muchísimo exonerar las heces, o quizá vayas una vez cada tres días, y sin embargo las heces sean normales, y no te cueste trabajo la expulsión. En estos dos casos no consideramos que el segundo paciente esté estreñido, sin embargo en el primero sí, a pesar de que va todos los días al baño.

El otro tipo de estreñimiento es el TERMINAL o DISTAL. Se le llama así porque  el origen está en la parte final del tubo digestivo, es decir, en la parte ano-rectal.

Las personas que lo padecen, son aquellas que cuando llega el momento de defecar, el esfínter del ano se cierra, al contrario de relajarse. Y deben realizar pujos de expulsión muy elevados que terminan perjudicando toda la estática pélvica. Incluso  pueden llegar a provocar fisuras anales muy dolorosas para los pacientes.

En otros casos, los pacientes pueden tener problemas a nivel de las sensaciones, esto es, que los reflejos de defecación estén alterados. Normalmente, a partir de 200ml de heces tenemos la primera necesidad para ir al baño. Podemos declinarla o por el contrario ir a defecar si la situación social nos lo permite. En muchas ocasiones,  este reflejo está alterado y el individuo necesita una cantidad mayor para poder desencadenar el reflejo de defecación. Y también existen los casos contrarios, en los que hay una hipersensibilidad anal y ante una masa muy pequeña el reflejo está muy presente, en estos casos hay que enseñar a los pacientes a inhibirlos.

En cualquiera de estas situaciones,existe una reeducación para estos problemas, no hay que sufrir en silencio y necesitar de por vida los laxantes.

La reeducación consiste en un cambio en las medidas higiénico-dietéticas y una reeducación ano-rectal con biofeedback, para recuperar las necesidades normales o para poder aprender a relajar el esfínter externo del ano. Y saber realizar pujos correctos que le ayuden a defecar correctamente y sin dolor.

 

Todas estas son causas d. Si el estreñimiento es un episodio puntual, no es grave. El estreñimiento empieza a ser preocupante si los episodios se repiten o se convierte en algo crónico teniendo consecuencias importantes e indeseables como:

-Prolapsos rectales: hay un riesgo importante debido a las fuerzas de empuje para exonerar las heces.

-Hemorroides

Periné hipotónico debido igualmente a las fuerzas de empuje pudiendo conllevar otros problemas como la Incontinencia Urinaria de Esfuerzo  asociada, debido a la fragilidad de los músculos pélvicos.

-Depresión.

Por ello, es importante no creer que el estreñimiento sea normal o hereditario.

Depende mucho de nuestros hábitos de vida, de nuestra ingesta de líquidos y de una buena higiene.

estreñimiento alimentos

A continuación os damos ciertos consejos que os pueden ayudar:

 – Come menos grasas, menos azucares.

 – Aumenta la ingesta de líquidos, de fibras y frutas de estación.

 – Haga deporte, evite el sedentarismo al máximo.

 – Tonifique la cintura abdominal. Intente hacer abdominales que no generen presión. Cuidado con los ejercicios de  abdominales clásicos, que son perjudiciales para la salud de los músculos pélvicos. ¿conoces los abdominales hipopresivos? En caso de duda, acudan a un profesional de la salud.

 – Camina todos los días 30 min.

 – GestionA el stress.

  En ayunas, un vaso de agua helada. La levadura de cerveza también ayuda.

 – Evita los laxantes, ya que solo van al síntoma y no al origen del estreñimiento. Utiliza PROBIÓTICOS, que mejoran la flora intestinal y regulan el tránsito. (consulte con un profesional del ramo).

 – Utiliza aceites de primera presión en frío para las ensaladas. Ingiere verduras crudas mayoritariamente, zumos de frutas caseros, sopas y cremas de verduras de estación, cereales, y arroces integrales. Remplaza la sémola de trigo por la cebada o el centeno.

– Toma salvado, cereales, muesli (artesanal).

– Bebe aguas ricas en magnesio. Puntualmente, hacerse una cura con cloruro de magnesio disuelto en un litro de agua, a beber a lo largo del día.

– El desayuno debe ser un momento privilegiado.

Es importante saber despistar un estreñimiento a tiempo para evitar que se cronifique. En muchos casos, es un problema de tránsito. Regulando la ingesta de alimentos y mejorando la higiene de vida diaria, suele mejorar o regularse.

La fisioterapia y los  profesionales especializados en el ramo le pueden ayudar.

 

Begoña Caldera Brea

Fisioterapeuta especialista en Pelviperineología y Obstetricia nºcol 3.311