Home

Fisioterapia de suelo pélvico

Fisioterapia de suelo pélvico

Tanto los hombres como las mujeres se ven afectados por las patologías de suelo pélvico, que están cada vez más presentes en nuestra sociedad. Estas disfunciones abarcan patologías como: intontinencia urinaria o anal, prolapsos de las vísceras pélvicas (vejiga, útero, recto), dolor pélvico crónico, estreñimiento crónico, disfunciones sexuales, etc.

Todas estas patologías pueden mejorar a través de la fisioterapia del suelo pélvico. Por medio de un conjunto de técnicas no invasivas e inocuas que pueden facilitar la curación y ayudarte a mejorar tu calidad de vida.

En FisioMedit somos especialistas en el tratamiento de las patologías del suelo pélvico, con más de 20 años de experiencia

¿A qué población va dirigida este tipo de fisioterapia de suelo pélvico? Pues tanto a mujeres como a hombres.

La zona perineal es una gran desconocida para la mayoría de la población femenina y más aún para la masculina, a pesar de que los hombres también tienen periné y ambos pueden servirse de esta zona muscular de manera voluntaria. Las técnicas más comunes e innovadoras utilizadas en la fisioterapia de suelo pélvico son las siguientes:

• Terapias manuales

Masaje perineal, estiramiento, movilizaciones, liberación miofascial, osteopatía, etc. Son técnicas que permiten devolver el equilibrio muscular, articular, osteoligamentoso y a nivel de las fascias y del tejido conjuntivo. Algunas de ellas se realizan a nivel intracavitario vaginal y/o anal.

• Hipertermia

Usamos radiofrecuencia de segunda generación. Estos son equipos generadores de alta frecuencia totalmente regulables que se aplican a tejidos del organismo humano. El aparato produce un aumento de la temperatura interna (endotermia), mejorando el flujo arterial y aumentando el aporte de sustancias nutritivas y de oxígeno. Esto mejora el flujo venoso-linfático y es el instrumento más completo e inocuo para la recuperación de la anarquía tisular. Muy efectivo en el campo de la uroginecología: en vejigas hiperactivas, síndrome miofascial pélvico, cicatrices dolorosas (cesáreas, episiotomías…) o queloides, hiperplasia benigna prostática, prostatitis abacteriana, etc.

Todas las técnicas son inocuas y se harán con la mayor privacidad y confianza por parte del paciente y del terapeuta

• La electroestimulación

Es un tratamiento que se realiza con impulsos  eléctricos y que resulta muy efectivo para la toma de conciencia perineal. Con él se logra aumentar la fuerza de la musculatura pélvica mejorando las incontinencias urinarias de esfuerzo y disminuyendo las urgencias miccionales, ya que la estimulación actúa a nivel vesical. Este método sirve para paliar el dolor en el caso de cicatrices dolorosas como episiotomías.

• Biofeedback

Es una retroinformación procedente de distintas partes de nuestro cuerpo, en este caso de la musculatura perineal y/o abdominal, que nos permite sintonizar con esa musculatura y aprender a controlarla después de un aprendizaje previo. Facilita la toma de conciencia perineal, tonifica los músculos pélvicos y nos ayuda a reeducar el estreñimiento y la incontinencia anal y urinaria. Aprenderemos a evitar una acción perjudicial de la musculatura a nivel perineal y podremos gestionar correctamente las presiones abdomino-perineales.

• Campo magnético pulsado

Está basado en la magnetoterapia. Las ondas magnéticas actúan sobre nuestras células por el fenómeno de inducción.  El campo magnético pulsado actúa como un verdadero vector de señales biológicas de la regeneración celular. En los casos de episiotomías, cesáreas muy dolorosas o con dificultad en la cicatrización en el postparto inmediato, se consigue disminuir la inflamación, o relajar la musculatura espástica en el caso del dolor pélvico crónico.

• Gimnasia abdominal hipopresiva

Es un conjunto de ejercicios que sirve para tonificar la cintura abdominal sin generar un aumento de presión a nivel perineal. Además, está técnica permite potenciar los músculos del suelo pélvico de manera refleja, con lo que ayudamos a mejorar la incontinencia urinaria de esfuerzo, prevenir el descenso de órganos pélvicos o evitar su progresión. También podemos mejorar el tránsito intestinal y fortalecer los músculos posturales.

• Reeducación postural

Sesiones suelo pélvico

El trabajo postural es fundamental en cualquier tipo de reeducación perineal. Es importante conseguir un correcto posicionamiento de la pelvis para que se produzca una autoestabilización de las vísceras pélvicas. Éstas reposan en el sacro, el coxis y  el periné posterior, liberando el periné anterior de un excesivo trabajo de sostén.

• Revisión de las actividades de la vida cotidiana

.- Reeducación de la micción a partir del calendario miccional del control de ingesta de líquidos.

.- Reeducación de la defecación: enseñamos a los pacientes la postura adecuada para defecar, sin dañar la musculatura del suelo pélvico. Intentamos encontrar una sinergia entre los músculos abdominales y perineales asociando una respiración de calidad, evitando los pujos expulsivos prolongados. Controlamos la ingesta de alimentos. Trabajamos con micronutrición, no con laxantes. Ayudamos a recuperar los hábitos adecuados reactivando los mecanismos reflejos de defecación.

Centro de referencia a nivel nacional y escuela de  formación para profesionales

OTRAS PATOLOGÍAS                                            

Patologías femeninas
Patologías embarazo
Patologías masculinas

               


Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

Acepto las condiciones aviso legal y protección de datos

Ver privacidad -->

Ver aviso legal -->

Fisioterapia en Madrid - Fisiomedit • © Todos los derechos reservados 2012-2021
Av. del mediterráneo nº7, Planta 1ª A-B, 28007 Madrid, España
info@fisiomedit.com 681 44 48 99 91 434 01 29